miércoles, 13 de abril de 2011

Preparación y puesta en Obra del Hormigón: Fabricación del Hormigón.


1º CONSiDERACIONES GENERALES

Una vez determinada la dosificación más conveniente se procede a la fabricación del hormigón. Para ello es necesario, en primer lugar, almacenar las materias primas y disponer de una instalaciones de dosificación adecuadas, así como del correspondiente equipo de amasado. La Instrucción española distingue las dos formas siguientes de preparar el hormig6n.

a) Hormigón fabricado en central
Es la forma más recomendable. Requiere disponer de una central de hormigonado y de un servicio de control de calidad de producción Se consiguen así una gran homogeneidad y uniformidad de las masas de hormigón. La central puede estar o no a pie de obra y puede o no pertenecer a las instalaciones propias de la obra. Si no pertenece (es decir, si su responsable es independiente del constructor) el hormigón se denomina hormigón preparado.

b) Hormigón no fabricado en central
Es el fabricado en hormigoneras de obra. Su empleo no es aconsejable salvo en obras de poca importancia, por las grandes dispersiones que resultan de este tipo de preparación.


2º  PRESCRIPCIONES GENERALES

El agua se dosifica en volumen; el cemento y los áridos, en peso, si bien estos últimos pueden dosificarse también en volumen para obras de poca importancia. En tal caso, deben utilizarse recipientes de medida de poca sección y mucha altura, para minimizar los errores que se co mete en el enrase. -
Las materias primas deben amasarse de forma que se consiga una mezcla íntima y homogénea, debiendo resultar el árido bien recubierto de pasta de cemento. El período de batido, a la velocidad de régimen, no será inferior a un minuto, con la posible excepción del hormigón fabricado en central.

No deben mezclarse masas frescas que contengan distintos tipos de cementos no compatibles entre sí Antes de comenzar la fabricación de una masa con un nuevo tipo de cemento, las hormigoneras deberán limpiarse perfectamente.

Debe tenerse muyen cuenta que el agua total de una masa de hormigón está constituida por el agua directamente añadida a la amasada, el agua que contienen los áridos (tanto de absorción como el agua superficial), el agua residual de lavado que pudiera quedar en la amasadora y, eventualmente, la que pudieran aportar los aditivos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada